Más del 43% de los aspirantes a Guardia Civil no aprobó el examen de ortografía

Más de 10.000 de los 27.000 opositores que pujaban por conseguir una plaza en el Cuerpo quedaron excluidos por no resultar aptos en el examen ortográfico, una de las tres pruebas escritas -junto a la de idioma y conocimientos- que había que superar para poder pasar a la siguiente fase.

De las 27.000 personas que habían presentado la preceptiva solicitud de admisión para poder examinarse, 3.890 no se presentaron finalmente y otras 12 no han sido evaluadas por incumplimiento de las bases de la convocatoria, mayoritariamente por vulnerar la norma general descrita en el punto 5.3: “Salvo que lo determine el Tribunal de Selección, en ningún caso se permitirá el uso de diccionarios, libros, apuntes, calculadoras o cualquier otro tipo de ayudas. Además, está prohibida la entrada en el aula de examen y en las de entrevistas personales con teléfonos móviles o con cualquier dispositivo que permita la grabación, reproducción, transmisión o recepción de datos, imágenes o sonidos”.

Con respecto a la controversia pasada sobre la palabra «javaque», la Guardia Civil se rectificó y la anuló del examen de ortografía, tras reconocer que se trataba de un “error tipográfico” y no de un fallo ortográfico. Esta decisión se ha tomado después del malestar mostrado por decenas de aspirantes, algunos de los cuales habían anunciado su intención de impugnar la palabra ante el tribunal calificador.

Deja un comentario